Volver

Ana Blanco: «Las dos caras de la moneda»

Realidad de los autónomos y PYMES en España, Opinión escrita por Ana Blanco « CEO en Purple Dreams. »

Las dos caras de la moneda | 💙 INEMPLEO

Ana Blanco |


Nuestro país sigue atravesando una época difícil para el empleo, no podemos negarlo. Tasa alta de paro, contratos indefinidos sí, pero de tiempo reducidos, sueldos mínimos hasta para profesionales más que cualificados…

Hasta podemos encontrar personas que prefieren quedarse en casa cobrando el paro que trabajar. Alegan a las malas condiciones de trabajo. Hablan de esclavitud y precariedad. Son palabras mayores teniendo en cuenta que existen convenios y leyes que todos los empresarios debemos cumplir, y si no se cumplen, se debe denunciar ante el organismo pertinente para salvaguardar los derechos de los trabajadores.

Bien, esta es una realidad que estoy observando últimamente y en la cual intento tener la mayor empatía ya que yo en ciertos momentos de mi vida he sido empleada.

Ahora demos vuelta a la tortilla. Hablemos de la situación de los autónomos y pequeñas y medianas empresas del país.

¿Realmente somos conscientes de lo que deben pasar estas empresas para poder sostenerse?

Pues sinceramente no, la mayoría de personas que habla en redes, en el bar, en casa sobre los sueldos que se ofrecen y condiciones no son conocedores de las condiciones que nos impone el Estado. Además de que tenemos una de las fiscalidades más complicadas de Europa.

Los que seguimos en pie hemos atravesado una pandemia, una subida astronómica de las cuotas de autónomos (los autónomos que tenemos sociedad estamos rondando los 400€ de cuota), pagamos la seguridad del empleado que por una jornada completa ronda unos 550€.

Pagamos la nómina, las retenciones de las nóminas, alquileres, IVA, IRPF, impuesto de sociedades. Solicitamos subvenciones que no llegan o tardan casi un año. Debemos pagar por esas ayudas recibidas que para nada ayudan ni de lejos a tapar los huecos.

Mientras nosotros debemos pagar todos los gastos mes a mes. Nos estamos ahogando y ningún gobierno está siendo capaz de socorrernos de una forma eficaz. Sólo sobrevivirá aquel que tenga mejor poder de adaptación a las tendencias del mercado.

Ahora, somos la figura que genera empleo, para muchos su enemigo, los explotadores, pero

¿Realmente os habéis puesto en nuestro lugar?

Ser empresario es una decisión propia, nadie nos ha obligado. Si no lo fuésemos estaríamos en el otro lado; empleados o en el paro. La mayoría de nosotros sigue amortizando una gran inversión que ha apostado en un proyecto. Nuestro primer interés es salir adelante, dar trabajo, tener un equipo comprometido. Si a nosotros nos va bien, nos va bien a todos.

Considero necesario visibilizar esta realidad también. Es más, considero necesario hablar sobre ello para reforzar el razonamiento crítico de las personas y que así forjen su opinión con datos.

Hay de todo en este mundo, empresarios que buscan aprovecharse del trabajo de la gente y empleados que se aprovechan de la buena fe del empresario. Pongámonos en un escenario neutro dónde conviven estas dos realidades para poder opinar con criterio. Olvidemos por un momento el deporte nacional de quejarnos y de hablar por hablar y pensemos. Quién debe hacer algo por mejorar las condiciones de ambos colectivos es el Estado, el cual ahora lo tiene complicado. Por ese motivo, seamos más humanos a la hora de juzgar. En este artículo sólo quería invitaros a la reflexión y a la empatía. Ambas aplicables a muchos otros aspectos.

Creo que sin otro particular y habiendo cumplido mi deber de hoy de ayudar a dar visibilidad a mi colectivo, cierro estas palabras deseando que la situación del país mejore para todos.

Ana Blanco; CEO en Purple Dreams.


Temas: ANA BLANCO , AUTONOMOS , OPINIÓN , PURRPLEDREAMS , PYMES

Comparte este artículo

Comparte este artículo